¿Qué diferencia hay entre running y jogging?

mayo 15, 2021

Escrito por: José Carlos Barroso

Cuando se trata de correr o trotar, ¿cuál es la diferencia? ¿Existe una distinción definida entre estas dos actividades físicas? ¿Qué diferencia hay entre running y jogging? Para algunas personas la hay, y de hecho referirse a alguien como un "jogger" no es bien visto entre los amantes del running.

Sin embargo, las definiciones serán diferentes y no existe una ley estricta y rápida que defina cuándo estás haciendo running (corriendo) y cuándo estás haciendo jogging (trotando).

Diferencia entre running y jogging

La mayoría de la gente cree que el jogging es una técnica lenta de hacer running. Si bien no existe una regla definitiva para distinguir entre correr y trotar, varios informes dicen que el límite es de 9.6 km/h, o alrededor de 1 km en 10 minutos.

Una carrera de 5 km te llevará poco más de 30 minutos si corres a un ritmo de 10 minutos por 1.6 km. Un 10K te llevará poco más de una hora, mientras que un maratón te llevará 4:22. Según algunas estimaciones, el ritmo de carrera promedio de una mujer es de 10:21 por 1.6 km, mientras que el ritmo de carrera promedio de un hombre es de 9:03 por 1.6 km.

Sin embargo, como se ha dicho, no existe una regla definitoria. No es como si te reconocen instantáneamente como alguien que hace jogging en lugar de un corredor una vez que caes por debajo de cierta velocidad.

En realidad, la mayoría de las personas corren a diferentes velocidades según la distancia recorrida. Además, la mayoría de las personas disminuyen la velocidad a medida que envejecen. Como resultado, una distinción que dependa de la velocidad sería extremadamente desconcertante.

Diferencia entre running y jogging

La forma y el ritmo

La distinción más obvia entre running y jogging es el acto real de trotar. En YouTube puedes ver videos de gente haciendo running y jogging. Notarás un cambio en el trabajo de los pies. Es decir, los pies de quienes hacen jogging tienden a rebotar en el campo, mientras que en los que hacen running, la cosa es un poco más complicada.

En el running, los corredores dan zancadas más largas y balancean los brazos hacia adelante y hacia atrás para apoyarse. Además, en lugar de rebotar en el suelo, la bola del pie del corredor golpea el suelo primero y con mucha más fuerza.

Para algunos no existe diferencia

Algunas personas piensan que quienes hacen jogging, son más como como corredores recreativos que corren de vez en cuando, pero no se apegan a un programa de entrenamiento ni participan en carreras.

También hay quienes piensan que la distinción entre jogging y running es una firma al inscribirse en una carrera. En otras palabras, eres un corredor si te gusta el running lo suficiente como para unirte a una carrera, sin importar qué tan duro corras o por cuánto tiempo hayas estado corriendo.

Beneficios del running y jogging

Si bien existe evidencia que vincula correr más rápido con una mejor salud, como por ejemplo, un menor riesgo de asma, colesterol alto y diabetes, los investigadores se apresuran a señalar que sus hallazgos no indican una causalidad. Es otras palabras, correr más rápido no siempre implica un bienestar físico y mental más saludable.

En realidad, la mayoría de los expertos en salud te dirían que el mejor ejercicio para una buena salud es el que puede hacer de manera constante. Muchos entrenadores de carreras, en realidad, combinan el entrenamiento de velocidad, es decir, correr a un ritmo más rápido, con entrenamientos en los que corres una distancia larga y lenta.

Al final, decidir si llamarte corredor o no es una elección personal. Para demostrar que eres un corredor, no tienes que pasar una prueba de velocidad o un determinado umbral. Además, para convertirte en corredor, tampoco es necesario competir ni usar zapatillas running especiales.

Si ha estado haciendo jogging durante mucho tiempo y desea seguir trotando, entonces no hay ningún problema con llamarlo de esa manera. Sin embargo, no importa tu velocidad o nivel de experiencia, puede llamarse felizmente corredor si disfrutas de la actividad física o el deporte.

Beneficios del running y jogging

Conclusión

Hace tiempo que se ha señalado que, debido a que el running es un ejercicio más extenuante, tiene más beneficios para la salud que el jogging, que es una actividad más relajada. Sin embargo, según una investigación de 2015, hacer jogging puede ser la opción más saludable, ya que los corredores pueden vivir más tiempo.

Esta investigación que involucró a 5000 personas, reveló que los corredores que mantenían un ritmo moderadamente intenso tenían un riesgo menor de muerte que los corredores y no corredores durante un período de 12 años. Es decir, personas sedentarias que ni trotan ni corren.

La moderación es importante en todo, y existen ventajas e inconvenientes tanto en hacer jogging como running. Lo ideal es probar ambos y ver cuál funciona mejor para ti. Al final es importante salir de tu zona de confort, pero no ir demasiado lejos.

Además de esta entrada, también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a VIR newsletter

Entérate de todas las novedades del atletismo y forma parte del club VIR

chevron-down

Pin It on Pinterest

Share This