¿Cómo afecta la menopausia al running?

mayo 8, 2021

Escrito por: José Carlos Barroso

Aunque la edad en las mujeres no es una barrera para el running, hay ciertos cambios en su cuerpo que deben comprender ya que afectan el entrenamiento y las carreras. Por ello, a continuación te hablamos sobre cómo afecta la menopausia al running.

Y es que la menopausia es lo suficientemente estresante sin tener que preocuparnos por cómo afectará nuestro desempeño al correr. Los siguientes son detalles sobre la manera en que la menopausia afecta los cambios físicos, mentales y hormonales de las corredoras.

¿Qué sucede durante la menopausia?

La menopausia marca el final del ciclo menstrual en las mujeres. Se diagnostica como tal, cuando una mujer no ha tenido su período menstrual durante 12 meses. Se sabe que puede ocurrir en mujeres con edades entre los 40 y los 50 años.

Lo que sucede es que en las mujeres, los niveles de estrógeno disminuyen drásticamente a medida que su cuerpo reduce la producción de dicha hormona. Esto es lo que causa la mayoría de los síntomas relacionados con la menopausia inminente.

Los síntomas incluyen los períodos irregulares, el insomnio, los sofocos, el aumento de peso inesperado, además de la ansiedad o la depresión. En las mujeres que hacen running, es muy posible que se experimenten patrones de sueño interrumpidos, así como el aumento repentino de peso.

mujer acalorada menopausia

¿Cómo afecta la menopausia a correr?

Los efectos fisiológicos de la menopausia sobre el running y el riesgo de lesiones son innegables. Por lo tanto, es importante conocer el impacto potencial de la menopausia en mujeres que hacen running.

Las hormonas, tendones y ligamentos

Se desconoce el impacto del estrógeno en los tendones y ligamentos. Según varias investigaciones, tiene beneficios protectores para la fuerza, curación y capacidad de carga del tejido conectivo, por ejemplo, el tendón.

El colágeno tipo 1 representa el 95% del colágeno de los tendones. En nuestra piel podemos ver otros tipos de colágeno tipo 1. Además, el envejecimiento normal de la piel provoca una disminución en la capacidad del tejido para curarse y regenerarse. Por lo tanto, parece diferente de la piel de las mujeres más jóvenes.

Este tipo de colágeno también se encuentra en otros tejidos de nuestro cuerpo, como nuestros tendones y ligamentos, que tienen una función reparadora disminuida. El estrógeno tiende a mejorar el tejido conectivo y la regeneración del colágeno, así como las adaptaciones de carga musculoesquelética y la rigidez de los tendones.

Esto podría ayudar con los resultados posteriores a la sobrecarga musculoesquelética, el trauma y la cirugía ortopédica. En otras palabras, los tejidos, por ejemplo, tendones, ligamentos y fascia, se recuperan bien después del estrés o la sobrecarga con niveles adecuados de estrógeno.

Sin embargo, no hay evidencia que sugiera un vínculo claro entre la disminución de compuestos similares al estrógeno y la intensidad del colágeno tipo 1; simplemente no se ha estudiado lo suficiente.

Dolor articular, fuerza ósea y muscular

El dolor y la rigidez articular son normales durante y después de la menopausia, y algunos estudios han encontrado posibles vínculos entre la disminución de los niveles de estrógeno y los síntomas articulares. Sin embargo, hace falta más investigación al respecto.

El estrógeno es importante para el crecimiento y la maduración ósea, así como para el control del recambio óseo en el hueso adulto. A medida que disminuyen los niveles de estrógeno, las mujeres perderán hasta un 20% de su densidad ósea en los primeros 5-7 años después de la menopausia.

También se ha informado ampliamente sobre la pérdida de fuerza muscular durante y después de la menopausia. Según estudios recientes, a partir de los 30 años, las mujeres pierden hasta un 8% de su fuerza muscular cada década si no se toman medidas para evitarlo.

Además, el estado menopáusico está relacionado directamente con la reducción de la fuerza muscular, la potencia y la altura del salto vertical.

¿Cómo afecta la menopausia a mujer runner?

¿Cómo el running ayuda con los síntomas de la menopausia?

Los cambios en el estilo de vida que podrían ayudar a manejar los efectos de la menopausia, dejando a un lado la Terapia de Reemplazo Hormonal, que para la mayoría está fuera de nuestro alcance.

Aquí puedes ver cómo el running ayuda en la menopausia:

  • El ejercicio ayuda a controlar las hormonas de forma natural.
  • Además, el running promueve hábitos de sueño saludables.
  • No solo eso, también te ayuda a manejar la ansiedad y la depresión de una manera que te resulte más amigable.
  • Los corredores experimentan una mejor calidad de vida y una mentalidad más saludable.
  • Hacer running al aire libre mejora el estado de ánimo de forma natural
  • También ayuda con la producción de vitamina D, que es esencial para la absorción de calcio.
  • El running es una excelente manera de controlar el aumento de peso excesivo.
  • Correr te da una sensación de control y empoderamiento a medida que tu cuerpo cambia.
  • Mejora la densidad ósea, que es crucial cuando los niveles naturales de estrógeno están disminuyendo.
Además de esta entrada, también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a VIR newsletter

Entérate de todas las novedades del atletismo y forma parte del club VIR

chevron-down

Pin It on Pinterest

Share This